ENVIOS SEGUROS
Garantizado
ENVIO GRATIS
En Compras +$1499

¿Por qué dejamos de oler nuestro perfume?

Posted by   Agustin Ramirez
04/03/2019
0

Cuando un perfume toca la piel de una persona, inmediatamente se convierte en un olor único, algo personal que atraviesa los poros y es intransferible. Dos personas que usen la misma fragancia, jamás olerán igual, puede que su aroma sea parecido, pero en cada quien el olor se mezclará con su química corporal y tendrá notas diferentes

Todo esto se debe a que cada persona tiene un nivel distinto de pH y de grasa corporal, ellos son los causantes de que el olor del perfume perdure o no en la piel. También influye que las fragancias sean de buena o mala calidad.

La piel es el órgano de nuestro cuerpo que recibe y transporta los perfumes y tendrá mucho que ver en la duración de los mismos, si la persona tiene una piel más hidratada, absorberá mucho más rápido la fragancia.

Además, la mujer o el hombre que tengan piel grasa debe tener cuidado con usar olores fuertes, ya que se adhieren muy fácil a la piel y puede llegar a ser demasiado agresivo al olfato.

Mientras que las personas de piel seca no tienen el mismo problema. El perfume en este tipo de piel dura muchísimo menos y la intensidad es menor, porque su piel no es grasosa.

De igual forma, pasa con los ambientes que se frecuentan. En los lugares húmedos los olores se conservan, si la persona no suda y se mantiene fresca su perfume durará mucho más tiempo. En cambio, en los lugares donde las temperaturas son más elevadas el perfume se evapora con rapidez.

Hay que tener en cuenta que los creadores de los perfumes están conscientes que cada fragancia olerá distinto en cada persona, por eso antes de lanzarlos al mercado los prueban con diferentes personas, de piel seca o grasosa, en ambientes húmedos, fríos o cálidos, para saber qué tan buena es la creación.

La nariz se cansa de oler siempre lo mismo

El sentido del olfato es el más poderoso del mundo, increíblemente todo lo que un ser humano pueda oler se aloja rápidamente en el subconsciente, incluso lo puede recordar por más de una década, pero lamentablemente la nariz se cansa de percibir el mismo olor siempre.

Cuando la nariz siempre percibe los mismos olores, el cerebro inmediatamente comienza a filtrar esencias, lo que hace que la memoria de la persona no recuerde los aromas habituales.

Por eso siempre es recomendable tener varios perfumes, para que nuestra nariz no se acostumbre tan rápido a un olor en particular. Lo mismo pasa con los olores corporales, si una persona siempre tiene el mismo mal olor nunca lo sabrá, porque simplemente su cerebro lo filtró.

Tanto las mujeres como los hombres pueden tener más de dos o tres perfumes, uno para el uso diario, que sería para las actividades rutinarias, otro para el trabajo o salidas no menos importantes y uno más para las actividades nocturnas que no suelen darse todos los días.

La idea está en engañar el olfato, si una persona varía los aromas de su fragancia, entonces la nariz nunca se aburrirá de ellos, siempre detectará nuevos olores que se quedarán guardados en el recuerdo.

Vía | Super Esencia

Comentarios

Ningún comentario encontrado

Nueva entrada